Tendencias actuales del mercado de trabajo

Llevamos apenas unas semanas de 2023, y otro año más, nos preguntamos cuáles serán las ocupaciones con mayor impacto del año. En una época de profundas transformaciones del mercado de trabajo, algunos de los fenómenos que están afectando a nivel internacional el mismo son, entre otros:

  • El impacto progresivo de la Inteligencia Artificial en los puestos de trabajo.
  • Los efectos económicos y sociales de la pandemia de la COVID-19 y el temor a nuevos rebrotes.
  • La inestabilidad generada por la Guerra Rusia – Ucrania y sus repercusiones en la geoestrategia mundial.
  • La guerra comercial entre China y Estados Unidos y sus respectivos aliados.
  • El auge de gobiernos con políticas económicas conservadoras.

En base a éstos y otros fenómenos de corte nacional, como las modificaciones en las leyes de empleo, Formación Profesional e incentivos a la contratación, por ejemplo, algunas de los ámbitos profesionales que estimamos estarán en auge durante 2023 son las que a continuación se muestran:

1. Inteligencia Artificial

El impresionante grado de desarrollo de algoritmos de Inteligencia Artificial como ChatGPT-3 (que próximamente lanzará su versión 4, con un incremento notable de parámetros) o DALL-E 2 y de las aplicaciones específicas para tareas empresariales, como la redacción de textos comerciales o el cribado de candidaturas, hace que las profesiones vinculadas al desarrollo de la Inteligencia Artificial sean muy cotizadas, tanto para el desarrollo de servicios de datos, como el trabajo con textos o fotografías, sino también en robótica y domótica, con el llamado internet de las cosas, también llamado IoT o Web 4.0.

Esta interacción entre la Inteligencia Artificial y el internet de las cosas supone una importante área de desarrollo de las profesiones relacionadas con la electrónica.

2. Comercio electrónico y marketing digital

Durante y tras la pandemia de la COVID-19, el comercio electrónico ha experimentado un crecimiento más que importante, y no parece que el mismo vaya a tener un retroceso en los próximos años. De hecho, los datos de 2021 suponen un volumen de negocio en España de 57.700 millones de Euros en el sector, un 11,7% más que en el año 2020.

El desarrollo del comercio electrónico está generando fenómenos como el cierre en Estados Unidos de muchos centros comerciales y, aunque en España este efecto no es tan visible, no es descartable un impacto profundo en el pequeño comercio e, incluso, en alguna conocida cadena de grandes almacenes. En paralelo, muchas pequeñas empresas se han especializado en segmentos concretos del comercio electrónico y, por ende, de todos los servicios relacionados con el mismo, desde el marketing digital hasta el alojamiento y diseño web.

3. Diseño y programación web

Como acabamos de mencionar, el empuje de los negocios digitales generan un auge en la necesidad de profesionales formados en diseño y programación web, desde diseñadores frontend (la parte de una web que es visible por el cliente final), pasando por programadores backend (la parte de código que opera a nivel del servidor), especialistas en usabilidad, etc.

Además de la parte de la parte técnica y gráfica del sitio, también se necesitan especialistas en dotar de contenidos a dichos sitios, por lo que fotógrafos especializados en fotografía de productos, redactores de contenidos para blogs, traductores, etc. son también perfiles necesarios.

4. Ciencia de datos

Matemáticas, al contrario que en décadas anteriores, se ha convertido en una de las titulaciones universitarias con mayor proyección actualmente, hecho que se constata al comprobar las elevadas notas de corte exigidas para acceder a la misma. El Big Data, utilizado por cada vez más compañías, requieren de profesionales que puedan identificar patrones a partir de grandes volúmenes y diversidad de indicadores cuantitativos, interpretarlos y ofrecerlos de manera comprensible para que las personas encargadas de tomar decisiones cuenten con respaldo empírico.

5. Ciberseguridad

Al incrementarse el peso de los negocios digitales en la economía, el interés de los delincuentes por lucrarse con ello también crece. Además, existen fundadas sospechas de que algunas naciones están utilizando internet como campo de batalla en sus operaciones, dirigiendo ataques de manera indiscriminada a empresas y entidades de los países enemigos, sin importar su tamaño.

Además de este auge de los crímenes digitales, los delincuentes han encontrado un aliado en las criptomonedas, ya que están utilizándolas para pedir rescates, lo que supone un aliciente extra para este tipo de actividades fraudulentas.

Como respuesta, las empresas y entidades se ven obligadas a contar cada vez con un mayor respaldo de profesionales de la ciberseguridad, incluyendo analistas, gestores de redes, delegados de protección de datos, etc.

6. Medio Ambiente

La preocupación por el entorno global, con especial hincapié en el calentamiento global y la contaminación, y una mayor conciencia ciudadana sobre el valor de la sostenibilidad han impulsado en los últimos años algunas de las denominadas economías de colores como la verde (protección del medio ambiente) y la azul (explotación sostenible de mares y océanos) . Esto genera repercusiones en las empresas, preocupadas como nunca antes por mostrar una imagen de sostenibilidad, alejada de la tradicional imagen de las grandes empresas como depredadoras del medioambiente.

Tanto los Objetivos de Desarrollo Sostenible como las normas de calidad ISO reconocen y apoyan la necesidad de las empresas de contribuir al cambio de modelo productivo, por lo que éstas requieren de profesionales que conduzcan dicho cambio.

7. Atención a la dependencia

El envejecimiento de la población en los países desarrollados supone un incremento en la prevalencia de las enfermedades crónicas en la edad adulta y del número de personas mayores necesitadas de cuidados. La atomatización de los núcleos familiares de convivencia provoca que estas labores, anteriormente cubiertas por las propias familias (y, especialmente, por las mujeres), pasen ahora a profesionalizarse, tanto en instituciones sociales como a domicilio.

Además de las y los profesionales de atención sociosanitaria de base, esta creciente necesidad social supone un incremento en la demanda de profesionales de la Educación Superior especializados en dependencia, tales como profesionales de la Medicina, la Enfermería, la Fisioterapia, la Terapia Ocupacional, la Psicología, la Logopedia o el Trabajo Social, así como monitores y monitoras de actividades lúdicas y culturales que trabajen con personas mayores autónomas que participen en centros de día o en asociaciones de mayores.

8. Logística y transporte

El mencionado aumento del comercio electrónico y los nuevos patrones de consumo y distribución han generado un ecosistema creciente de empresas de logística, distribución y transporte; algunas de ellas aprovechando el éxito de las grandes plataformas Amazon o AliExpress mediante fórmulas como el dropshipping o facilitando las entregas en determinados territorios. Otras empresas se han atrevido a plantar cara, a pequeña escala, a estas grandes plataformas, logrando acuerdos con pequeños productores locales para ofrecerles servicios de comercio electrónico que individualmente no podrían ofrecer.

Independientemente del modelo de negocio, existe una gran cantidad de pequeñas empresas que, para competir, requieren de profesionales que puedan optimizar los tiempos y costes de entrega de mercancías: desde conductores hasta personal de almacén, gestores de logística, gestores de aduanas, etc.

9. Salud mental

El entorno competitivo en lo laboral, las presiones sociales inducidas por los modelos publicitarios y las redes sociales, las rápidas transformaciones sociales y otros factores están incidiendo notablemente en la salud mental, a la cual también se le está prestando una mayor atención, por lo que podemos prever un incremento de la necesidad de profesionales de la Psicología y la Psiquiatría, además de aquellos perfiles profesionales que, sin ser propios de la Salud Mental, su actividad está relacionada con el bienestar de las personas, entendido desde una perspectiva amplia, como profesionales de spas y centros deportivos o nutricionistas, por ejemplo.

10. Atención al cliente

El aumento del comercio electrónico, que ya hemos comentado, supone una mayor necesidad de agentes de CRM (Customer Relationship Management), personas que atienden a los clientes, muchas veces en formato teletrabajo, a través del teléfono, el correo electrónico, el WhatsApp o los chats integrados en la web de la empresa.

Este perfil, el de Agente de Atención al Cliente, junto con el de Agente de Servicio Técnico, aunque son profesiones a desempeñar mediante la tecnología, no son empleos tecnológicos por sí mismos, sino que tienen que ver más con el asesoramiento comercial y la atención al cliente que con las habilidades tecnológicas.

0
    0
    Carrito
    Tu carrito está vacío.Volver a la Tienda