La competencia es cada vez más feroz. Hay muchísimas personas cualificadas. Y sobrecualificadas. No es de extrañar que una de las estrategias clave en la búsqueda de empleo sea la diferenciación. 

Los profesionales hoy en día no tienen otra opción: tienen que destacar entre cientos y miles de curriculum que llegan cada día a las empresas. Y lo que hace la mayoría es centrarse en su valor diferenciador como profesional, a través de formaciones y experiencias específicas de su campo. ¿Pero cómo lo venden? O mejor dicho, ¿cómo nos vendemos? 

Redactamos un buen CV. Redactamos una carta de presentación. Entramos en el proceso de selección al enviarlos a través de un portal. Esperamos a que nos llamen. Esperamos ver que nuestro CV sigue en selección y que no ha sido descartado. Luego, si eso nos llaman. Y lo más probable es que no. 

La búsqueda de empleo ha cambiado. Ya no sirven los trucos y estrategias de antes.

Lo que acabas de leer pertenece a una Búsqueda de Empleo tradicional / PASIVA. Y te adelantamos que este método ya no es tan fiable como lo era antes. Ahora más que nunca tenemos que darle la vuelta a este proceso, adoptando una actitud PROACTIVA. 

Selección de Personal

¿En qué consiste la actitud proactiva? 

El método PROACTIVO, en la búsqueda de empleo, nos empodera a buscar soluciones, a crear contactos, un networking eficiente y de calidad, a crear nuestra marca personal y a dar un paso al frente y mostrarnos como profesionales delante del mundo. Ya no es cuestión de esperar tranquilamente a ver si sale alguna oferta de empleo. Ahora la clave ha pasado a ser la conexión que tenemos con las personas adecuadas en el sector, mercado y momento adecuado. 

Y gracias a LinkedIn estas conexiones son muy sencillas de establecer. Por supuesto, con algo de trabajo y de constancia. 

“13 millones de españoles tienen perfil en LinkedIn” / ’’El 90% de los reclutadores utilizan LinkedIn de forma regular” 

Sin duda, LinkedIn se ha establecido como la red social por excelencia en el mundo profesional. Y, aunque es cierto que muchas personas la utilizan para conseguir trabajo, la verdad es que esta red social de origen estadounidense sirve para mucho más.

Desde crear conexiones valiosas con profesionales de tu sector y mantenerse informado sobre las últimas novedades, hasta la exposición del trabajo profesional que realizamos a través de publicaciones, artículos e incluso eventos como los Webinars y los Podcasts.

Ahora bien, ¿cómo le saco provecho a LinkedIn si estoy en búsqueda de empleo?

Te contamos los puntos clave que deberías conocer e incluir en tu perfil para incrementar para darte a conocer y conseguir ese empleo que tanto deseas: 

1. Completa tu perfil 

Tu perfil es tu CV, pero mejor. Te explicamos. El perfil de LinkedIn sirve a modo de un CV dinámico en el que podrás rellenar toda tu experiencia y formación.  

Pero no te centres solo en esto. Rellena todos los campos de tu perfil, empezando por una introducción sobre ti mismo. Muestra el lado más humano de tu persona, no se trata solo de tus logros profesionales.  

’’No olvides elegir una foto personal y una foto de portada acorde a tu perfil, profesión y sector en el que estás. Lo informal está bien hasta un cierto punto.’’ 

Añade también las aptitudes que mejor te describen y anímate a pedirle una recomendación a algún compañero de trabajo, antiguo jefe o cualquier persona con la que has tenido una relación profesional. Las recomendaciones son la forma más efectiva de dar credibilidad y de validar las habilidades y conocimientos demostrados con anterioridad. 

Por último, recuerda que todas las redes sociales funcionan a base de algoritmos. Conviértelos en tus aliados. Los algoritmos escanean los perfiles en búsqueda de palabras clave y te muestras contenido acorde a lo que encuentran. Pero también hacen lo mismo cuando un reclutador realiza una búsqueda para el proceso de selección, mostrando en primer lugar a los perfiles que más se ajustan al perfil buscado.  

2. Gana visibilidad  

Tener una red de contactos es esencial. En eso se basa toda la estructura de LinkedIn. Te recomendamos que una vez completado tu perfil, este sea tu siguiente paso. 

Empieza conectando con personas que ya conoces como compañeros de trabajo, compañeros de clase con los que estudiaste, proveedores, clientes y jefes. Incluso amigos. Creado este círculo de personas cercano, puedes pasar al siguiente nivel y empezar a buscar personas de tu mismo sector, potenciales clientes, reclutadores y headhunters.  

No te preocupes, el buscador de LinkedIn es muy avanzado y podrás segmentar por cargo, por empresa, por localización e incluso por palabras clave.  

“Te recomendamos que elabores un mensaje de presentación para aquellas invitaciones de contactos que no conoces en la vida real” 

Mejora tu visibilidad siguiendo a diferentes grupos sobre temas de tu sector laboral y comparte algunas de las publicaciones que te resulten de interés. Así, a parte de mejorar el algoritmo ganar visibilidad para tu perfil, te mantendrás informado de las últimas noticias e innovaciones de la industria a la que perteneces.  

Dicho de otro modo. PROACTIVO. Deja comentarios, deja likes, escribe un artículo y publícalo en tu perfil, comparte noticias de interés y participa en las conversaciones que se generan en los grupos. También puedes realizar una encuesta y ver qué opinan tus contactos sobre un tema en concreto. 

3. Valora la opción de pasarte a LinkedIn Premium 

LinkedIn es una herramienta muy completa e intuitiva de usar. Por ejemplo, te permite crear alertas de empleo, además de mostrar a los técnicos que estás interesado en el puesto. Esto ayuda a automatizar todo el proceso de búsqueda de empleo, permitiéndote ser más eficiente y organizado.  

Y es completamente gratuita. Todas las funcionalidades mencionadas hasta ahora son gratis. Entonces, ¿si es una herramienta tan completa de qué me sirve la versión Premium? 

Las versiones Premium de LinkedIn están orientadas, en su gran mayoría, a técnicos de empleo que realizan búsquedas de candidatos, a empresas que quieren expandir su red en un negocio B2B y a comerciales que quieren contactar con posibles clientes. 

Pero también hay una versión Premium individual, orientada a aquellas personas que quieren hacer crecer su perfil más rápido o a aquellas que se encuentran en búsqueda activa de empleo. Y sus diferencias principales con la versión gratuita son tres:  

  1. En el Premium tienes búsquedas ilimitadas (tanto para buscar perfiles de personas, como de empresas). Sí, en la versión gratuita tienes un límite mensual, que si sobrepasas, tendrás que esperar hasta el mes siguiente para poder volver a enviar invitaciones.  
  2. Si te has inscrito en una oferta de empleo, con el perfil Premium aparecerás como preferente, destacando entre el resto de candidatos. En la versión gratuita tu perfil se sitúa por índice de ajuste con el puesto, nada más.  
  3. Con la versión Premium tendrás acceso ilimitado al LinkedIn Learning, es decir, a su portal de formación online.  
Selección de Personal

Nuestra recomendación es que empieces sacándole todo el provecho a LinekdIn con la versión gratuita, y ya luego, si se te queda corta, valorar la posibilidad de LinkedIn Premium según los objetivos profesionales que tengas en ese momento.  

Comienza a diferenciarte del resto realizando diversas formaciones HOMOLOGADAS por Grupo Shinè y la Universidad Nebrija. Echa un vistazo a nuestro catálogo formativo, ¡no te quedes atrás!