Desde que empezó la pandemia del covid19 la oferta formativa (online) no ha hecho más que crecer. Han aparecido miles de cursos, formaciones, masterclass, webinars, podcasts, de personas reconocidas, de entidades privadas, de universidades…Incluso Google decidió renovar sus cursos de certificación.  Y la lista sigue.  Entre tanta información, sentirse indeciso es lo habitual. Pues, escoger el curso online ideal no es sencillo.

Descuida, te revelamos en 4 sencillos pasos cómo escoger el curso online ideal según tus necesidades y preferencias. ¡Apunta!✍️

 

1) ¿Qué estoy buscando? 

¿Ya sabes qué curso exactamente quieres hacer? Si no es así, te recomendamos hacer una lista de los ámbitos generales en los que estás interesado y luego investigar las temáticas que aparecen en cada uno.

Pero saber el nombre del curso no es suficiente.

Dependiendo del fin con el que lo vas a hacer, podrías optar por cursos homologados (como estos) si quieres hacer oposiciones o que te puntúen para las bolsas de empleo. O por el contrario, escoger la opción no homologada en caso de que quieras hacerlo por interés propio y crecimiento personal.

?Ten en cuenta que las formaciones homologadas salen algo más caras que las no homologadas.

 

2) ¿Dónde realizo la formación? 

Si te has decantado por la formación homologada, el siguiente paso es revisar qué universidades o instituciones la respaldan.

Puedes cribar los resultados y  fijarte en qué empresas de formación colaboran con ellas. Por ejemplo, en nuestro caso, Grupo Shinè colabora activamente con la Universidad de Nebrija.

Fíjate en lo que dicen los demás. Antiguos alumnos, comentarios en sus redes sociales, quizás incluso algún video de YouTube de alguien que ha hecho con antelación el curso en el que estás interesado.

?Para verificar su transparencia, puedes escribirles un email y pedir información adicional. La mayoría de empresas estarán más que encantadas de resolver todas tus dudas y preocupaciones.

 

3) Quiero más información 

Es normal querer conocer todos los detalles de la formación que tienes pensada hacer, sobre todo si no llega a convencerte del todo.

?Algo que podría ayudarte es investigar la persona que imparte el curso.

En casi todos los cursos se menciona el nombre del profesor/a y si no, siempre puedes preguntar directamente a la entidad que lo supervisa. Una vez tengas claro de quién se trata, una búsqueda sencilla en LinkedIn te ayudará a formarte una opinión más completa sobre esa persona, sus competencias y su trayectoria profesional.

¿Quién sabe? Puede que se convierta en un valioso contacto para tu LinkedIn.

 

4) ¡Que el precio no dicte tus decisiones! 

Sabemos que el precio es un factor muy importante a tener en cuenta cuando elegimos la formación idónea para nosotros. Y también para nuestro bolsillo.

Pero muchas veces cometemos el error de ir a lo más barato, pensando que ahorramos, cuando en realidad nos están estafando. O bien, escoger el curso más caro y esperar un nivel de calidad supremo.

Te vamos a contar un secreto: los extremos engañan.

?Haz una búsqueda concienzuda, compara formaciones diferentes de una entidad y también entre diferentes entidades del mismo ámbito. No dudes en preguntar a antiguos alumnos o a personas que han colaborado con ella. Y por último, fíate de tu propio criterio.

 

 

Comparte con un amigo que suele perderse entre tanta formación online ?